London Dry Gin RESERVA SANTAMANIA

$47.900

London Dry Gin RESERVA SANTAMANIA

$47.900

Ginebra estilo London Dry envejecida en barrica de roble francés, reposada en bodega de piedra, sin solera ni trasiego. Una barrica un lote – (Single Cask) 100% Natural – Elaborada con mucho mimo, pasión e ilusión como se hacía antiguamente.

Botella 70cl. Graduación alcohólica 41,0% Vol.

Hay existencias

London Dry Gin RESERVA


Ginebra estilo London Dry envejecida en barrica de roble francés
Reposada en bodega de piedra, sin solera ni trasiego
Una barrica un lote – (Single Cask)
100% Natural – Sin conservantes, colorantes, edulcorantes, etc
Elaborada con mucho mimo, pasión e ilusión como se hacía antiguamente
Edición Limitada de 5 barricas, total 980 botellas

Segundo Premio en el certamen GIN OF THE YEAR 2014 (Reino Unido)


Casi 2 años de investigación han sido necesarios para crear una ginebra envejecida de forma completamente natural. En nuestra RESERVA hemos sabido compenetrar la acción que en el tiempo ejerce la madera de roble sobre los delicados matices de una genuina London Dry.

El resultado es equilibrado, sofisticado y sorprendente. De un color ambarino muy ligero y brillante, SANTAMANIA presenta un aroma llena de matices: cítricos de limón, naranja y notas cremosas.En boca, es muy untuosa y se abre en diferentes etapas.En la primera aparecen las notas más típicas de la ginebra pero de una forma muy sutil: enebro muy suave, raíz de angélica, cilantro y canela que se van transformando a notas más complejas y domadas: regaliz, pimienta blanca y jengibre. El final largo y muy agradable.
SANTAMANIA RESERVA se debe beber sola o en un buen cocktail donde no se enmascare el verdadero aroma y sabor de una ginebra añeja de calidad, por ejemplo en un Dry Martini.

Evolución de nuestros destilados sobre la madera

Cuando SANTAMANÍA se gestaba, pronto tuvimos claro que la base de nuestros experimentos sería el alcohol de uva. Era poco normal pretender buscar otra fuente de azúcar para obtener el alcohol que no fuera la mejor y más disponible en nuestro país. Tratar con uva y con vinos siempre tiene tintes bodegueros que uno no puede evitar y fue casi natural ponerse a experimentar en la evolución de nuestro destilado sobre la madera.

Sería presuntuoso vanagloriarse de este acierto. El transporte en barrica de madera se hace desde hace siglos y la ginebra añejada en madera, se quiera o no, ya existió en los inicios de este destilado. De hecho, no fue hasta el relativamente reciente uso del acero inoxidable cuando los destilados incoloros realmente empezaron a ser incoloros ya que la madera siempre había impartido alguna tonalidad. El jugar con el tipo de madera, la barrica utilizada y las posibles combinaciones ya entra dentro del ámbito de la manía, el conocimiento, las ganas de evolucionar y descubrir.

Descanso en barricas de roble

Mientras que la mayor parte de las ginebras del mercado se embotellan recién elaboradas, en SANTAMANÍA nuestra ginebra reposa durante semanas antes de ser embotellada. Sin embargo, en el caso de nuestro Gin Reserva, extendemos ese “descanso” durante varios meses en barricas de roble, en la paz y tranquilidad de nuestra bodega, sin prisa o desasosiego posible.

Una de nuestras preocupaciones era la de mantener el equilibrio adecuado para que los matices aportados por la madera no enmascarasen la principal característica de la ginebra, como es su indiscutible aroma y el sabor a enebro. La sutil pero característica presencia del enebro en SANTAMANÍA London Dry Gin se mantiene en su “hermana” envejecida, la cual además trae como componente añadido toda la riqueza que aporta la barrica de roble.

Podríamos decir que la comunión entre una barrica de roble usada en su noble tarea de envejecer vino, y nuestra ginebra con base de uva es más que notable. En algo deberán reconocerse elementos de tan noble cuna, ya que esa barrica nunca conoció alcohol de cereal alguno. Los matices y ricos aromas que terminan por redondear a nuestra gin SANTAMANÍA reposada son francamente inigualables.

Nuestra bodega de piedra del Siglo XVI

En nuestra pequeña bodega de piedra en el Valle del Jerte en los sótanos de un antiguo molino harinero a orillas de la garganta, reposan nuestras barricas.

En SANTAMANÍA nos gusta huir de vistosos e irreales argumentos de venta que sirvan para diferenciar nuestro producto. SANTAMANÍA hace las cosas de manera artesana, y es imposible que podamos hacer grandes cantidades si todo debe llevar un cuidado exquisito. SANTAMANÍA Reserva no es una excepción. Una partida, un barrica. 5 barricas, 5 partidas.

Así de sencillo, o así de exclusivo. Como uno quiera verlo.

Información adicional

Peso 1 kg